Saltar al contenido

Frases de Buda sobre el trabajo, la muerte, el apego, para meditar

Buda fue una suerte de sabio mendicante, una persona que extendió sus enseñanzas en varios sitios y las cuales nos han llegado hasta el día de hoy. A continuación presentamos las mejores frases de Buda sobre el trabajo, muerte, apego y meditación para compartir. 

Las más célebres frases de Buda

  • No hay miedo para alguien cuya mente no está llena de deseos.
  • Si vale la pena hacer algo, hágalo con todo su corazón.

  • Un hombre no se llama sabio porque habla y habla de nuevo; pero si él es pacífico, amoroso y valiente, entonces en verdad se le llama sabio.
  • Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos andar el camino.

  • Si nos cuidamos a los demás cuando necesitan ayuda, ¿quién nos cuidará?
  • Quien actúa sobre la verdad es feliz en este mundo y en el más allá.
  • Gota a gota se llena la olla de agua. Del mismo modo, el hombre sabio, reuniéndolo de a poco, se llena de bien.
  • El mayor regalo es darle a la gente tu iluminación, compartirla. Tiene que ser lo mejor.

  • Silencio al hombre enojado con amor; silencio al hombre malvado con amabilidad; silencio al avaro con generosidad; silencio al mentiroso con la verdad.
  • Las personas con opiniones simplemente se molestan las unas a las otras.

  • Incluso cuando una roca sólida no se ve sacudida por el viento, los sabios tampoco se ven sacudidos por la alabanza o la culpa.
  • Tú mismo debes esforzarte; los Budas solo señalan el camino.

  • La comprensión es el corazón de las palabras bien habladas.
  • Dejar de hacer el mal, cultivar el bien, purificar el corazón, esta es la enseñanza de Buda.
  • Lo que eres es lo que has sido; lo que serás es lo que haces ahora.

  • Si te propones hablar siempre pregúntate si es cierto, si es necesario, si es amable.
  • Larga es la noche para el que está despierto; largo es un kilómetro para el cansado; larga es la vida a los necios que no conocen la verdadera ley.

Frases de Buda sobre el trabajo

  • Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos. La clave está en enfocar nuestras metas a lo que queremos conseguir. Si lo visualizamos estamos más cerca de lograrlo.

  • Avanzando estos tres pasos llegarás más cerca de los dioses: primero, habla con la verdad; segundo, no te dejes dominar por la cólera; tercero, da, aunque tengas muy poco que dar.

  • Ni tu peor enemigo puede hacerte daño tanto como tus pensamientos. Así que mantén una actitud positiva; proyecta cosas que quieras lograr.
  • El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.
  • La vigilancia y la lucidez son los senderos de la inmortalidad. Los que vigilan no mueren. La negligencia es el sendero de la muerte. Los negligentes son como si ya estuvieran muertos.

  • La meta principal es la autorrealización íntima del Ser. No debe descuidarse por las metas secundarias y el mejor servicio que puede hacerse a los demás es la liberación de uno mismo.
  • No ocupes la mente con necedades y no malgastes el tiempo en cosas vanas.

Frases de Buda sobre la muerte

  • Al necio solo le interesa una cosa: su ego. Al menos que tengas algo que puedas llevarte más allá de la muerte, no tienes nada en absoluto; tus manos están vacías.
  • Cual torrente que arrasa un poblado, así la muerte se lleva consigo lo que atesoramos. Cuando esta llega con todo su poder, hijos, parientes y amigos no pueden detenerla.

  • Estar inactivo es el camino corto hacia la muerte, ser diligente es una forma de vida; la gente toda está inactiva, los sabios son diligentes.
  • Hermosas flores florecen, pero eventualmente mueren.

  • La muerte no se teme, si la vida se ha vivido sabiamente.
  • La negligencia es el sendero de la muerte.
  • La reflexión es el camino hacia la inmortalidad; la falta de reflexión es el camino hacia la muerte.
  • Cada mañana nacemos de nuevo; lo que hacemos hoy es lo que más importa.

  • La vida es un viaje; la muerte es un retorno a la tierra.
  • La muerte no se teme si la vida se ha vivido sabiamente.
  • La vida es como estar llamas: algunas arden, otras se agitan y se van.

  • Las únicas cosas importantes de la vida son son el nacimiento y la muerte. El primero ya pasó, ¿así que para qué pensar en eso? La muerte está por llegar en cualquier momento; no avisa.

  • Sin salud la vida no es vida; solo es un estado de languidez y sufrimiento: una imagen de la muerte.
  • Todos los seres tiemblan ante la violencia; todos temen a la muerte; todos aman a la vida.
  • Transfórmate en luz entrando en el silencio de la mente: en la muerte todos nos nivelamos.
  • Tratar a cada momento como si fuera el último no es la preparación para la muerte.

Frases de Buda sobre el apego

  • El problema es que piensas que tienes tiempo.
  • Solo perdemos aquello de lo cual nos aferramos.

  • Nunca veo lo que se ha hecho: solo veo lo que queda por hacer.
  • El pasado ya se fue, el futuro aún no está aquí. Solo hay un momento para que vivas.

  • La paz viene de adentro; no la busques de otra manera.
  • Aquellos que están libres de pensamientos resentidos seguramente encuentren la paz.

  • Conquistarse a uno mismo es una tarea mayor que conquistar a los demás.
  • Todo el secreto de la existencia es no tener miedo. Nunca temas lo que será de ti, no dependas de nadie. Solo en el momento en que rechazas toda ayuda eres liberado.

  • Todo lo que tiene un comienzo, tiene un final. Haz las paces con eso y todo estará bien.
  • La raíz del sufrimiento es el apego.
  • No puedes recorrer el camino hasta que no te hayas convertido en el camino mismo.

  • Aquellos que no han logrado trabajar hacia la verdad han perdido el propósito de vivir.
  • Si no encuentras a nadie que te apoye en el camino espiritual, camina solo. No hay compañía con los inmaduros.
  • Usa tu ego como una prenda holgada.

Frases de Buda para meditar

  • Aferrarse a la ira es como beber veneno y esperar que la otra persona muera.
  • En lo que piensas te conviertes; lo que sientes lo atraes; lo que imaginas, lo creas.
  • Solo hay dos errores que uno puede cometer en el camino hacia la verdad: no ir todo el camino y no comenzar.

  • Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede ni nadie debe. Nosotros mismos debemos andar el camino.
  • Uno debe comprender lo que subyace a los sufrimientos y las enfermedades y apuntar a la salud y el bienestar mientras avanza en el camino.

  • Si estás lo suficientemente callado, escucharás el flujo del universo. Sentirás su ritmo. Ve con ese flujo; la felicidad está por delante; la meditación es la clave.

  • El caos es inherente a todas las cosas compuestas; esfuércese con diligencia.
  • Si tu compasión no te incluye a ti mismo entonces está incompleta.
  • El pie siente al pie cuando está en el suelo.

  • Si destruimos algo a nuestro alrededor, nos destruimos a nosotros mismos. Si engañamos a otros, nos engañamos a nosotros mismos.
  • Duda de todo; encuentra tu propia luz.

  • Medite, vive puramente, en silencio. Haga su trabajo con maestría.
  • Mi doctrina no es una doctrina, sino solo una visión. No he te dado ninguna regla establecida, no te he dado un sistema.