Imágenes, Ideas y pequeñas acciones cotidianas que salvan al planeta

Aquí hay 15 pequeñas acciones para adoptar para  contribuir a una sociedad sostenible ecológica y salvar el planeta.

A menudo nos hacemos la pregunta: ¿qué puedo hacer en mi vida diaria para ayudar a salvar el planeta? No es fácil responder, especialmente si consideramos que el cuidado del medioambiente es un problema global y que las empresas y los gobiernos deben intervenir. Grandes cosas, sin embargo, comienzan desde lo más pequeño. Nunca debemos olvidarlo!

En nuestra vida diaria, de hecho, podemos hacer mucho para ayudar a salvar el planeta. ¿Qué podemos hacer nosotros? Convencer a otros para que operen de la misma manera.

Aquí hay algunos pasos a seguir, algunos pequeños, otros un poco más grandes, para ayudar a nuestro planeta.

1. Salva el planeta: ahorra energía

Lo primero y más importante que hacer para salvar el planeta está encerrado en las palabras “ahorro de energía”. Tenemos que aprender a asumir la responsabilidad del consumo de energía que hacemos en el hogar, en el trabajo y en el uso de electrodomésticos pequeños y grandes.

Piensa en cada acción de la vida diaria, incluso la más pequeña e insignificante, a través de la cual podemos ahorrar energía: desde apagar la luz al salir de la habitación o apagar los electrodomésticos en lugar de dejarlos en modo de espera, reemplazando los bulbos con otros bajo consumo de energía o cómo ahorrar en calefacción.


2. Usa electrodomésticos más eficientes para salvar el planeta

Para consumir menos energía, solo recuerda apagar las luces y mover tu escritorio cerca de la ventana. Debe elegir electrodomésticos con la clase de energía adecuada, como refrigeradores, televisores, lavadoras. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo elegir el refrigerador correcto.

3. Usá Cepillos de dientes ecológicos para salvar el planeta

Parece una cosa absurda hablar de cepillos de dientes, pero cuando lo cambiamos, producimos mucho más desecho de lo que pensamos. Los dentistas, por ejemplo, sugieren reemplazar el cepillo de dientes cada 3 meses o incluso más a menudo.

Imagínese cuánto pueden consumir y cuánto plástico podemos producir. La solución no es cepillarse los dientes, sino tomar decisiones sostenibles, como preferir los cepillos de dientes de madera reciclables. Hay muchos en el mercado.

4. No desperdiciar la comida para salvar el planeta

Ya hemos hablado sobre el desperdicio de alimentos y cómo esto también afecta el medio ambiente. Por lo tanto, es necesario hacer nuestra contribución optimizando nuestra forma de gastar y tratando de no desperdiciar ni un gramo de comida.

Tenemos cuidado con los plazos, compramos lo que necesitamos y, en la medida de lo posible, reciclamos. En este contexto, es importante contar con cultivos locales, más seguros para nuestra salud y el medio ambiente.

5- Comportamientos sostenible para salvar el planeta: Coma frutas y verduras

El ciclo de producción de carne de res es responsable del 18% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, además de promover el proceso intensivo de deforestación para crear ganado nuevo. Así que intentemos eliminar por completo o al menos minimizar el consumo de carne, prefiriendo frutas y verduras, mejor si provienen de cultivos orgánicos.


6-Salva el planeta: Ahorrá agua

Hablamos sobre el ahorro de energía, no podemos dejar de hablar de ahorrar agua. El agua es el recurso más precioso del planeta. Usemos con moderación y siempre verifiquemos los grifos y las tuberías.

Es importante destacar que no es solo el uso del agua lo que hacemos en casa, sino también lo que bebemos. El agua embotellada, por ejemplo, no solo causa una inyección de plástico exagerada en el ambiente, sino que también debemos considerar la contaminación producida durante su transporte. Por lo tanto, prefiera el agua del grifo siempre que sea posible o use los filtros adecuados para que sea más segura. Finalmente, recolecte y use agua de lluvia para regar sus plantas.

7. Compartir el automóvil para salvar el planeta

Intentamos minimizar el uso del automóvil: preferimos vehículos sostenibles como bicicletas, siempre que sea posible, transporte público o automóvil compartido.

En este último período, el uso de “compartir” el automóvil con otras personas es cada vez más común: esta es una gran manera de socializar, dividir los costos y, sobre todo, reducir el número de vehículos en circulación.

8. Cuelgue la ropa para salvar el planeta

Aquí hay otra cosa que parece absurda pero que puede ayudar a salvar el planeta: estirar la ropa. Dicho esto, de hecho, puede no tener sentido, pero pensamos en lugar de toda la energía que se desperdicia con el uso de los secadores.

Preferimos esta herramienta tecnológica simple utilizada por nuestros padres y que, si se hace de la manera correcta, nos ahorrará electricidad al planchar nuestra ropa.

9. Comprar donde producen la fruta y la verdura para salvar el planeta

Piense en la diferencia entre comprar fruta en el supermercado y hacerlo en lugar  de fruta. Además de la autenticidad de los productos, se trata de eliminar todo el exceso de envases que se utiliza para empacar alimentos que, tal vez, no son tan genuinos como lo son.


10. Bolsas de papel para salvar el planeta

No es necesario recordar el daño que los sobres de plástico hacen al medio ambiente. Por lo tanto, preferimos el uso de bolsas de tela. Si no queremos comprarlos en la web, puede encontrar muchas ideas para crearlos a partir de camisetas antiguas. Útil y … creativo!
Save the Planet: Reciclaje

Antes de arrojar algo, pregúntate si ese objeto en particular se ha quedado sin utilidad. Puede que se sorprenda de la cantidad de cosas bellas y útiles que puede obtener, por ejemplo, de jarras de vidrio, bolsas de té ya usadas o incluso de cáscaras de frutas.

12. Servilletas reciclables para salvar el planeta

Aquí hay un botón realmente doloroso: pañales desechables. Son uno de los más contaminantes y difíciles de eliminar que podemos ingresar al medio ambiente. El uso de pañales lavables puede marcar una gran diferencia, y también puede irritar menos la piel de su bebé. Pensar en ello.

13. Reducir el consumo de papel para salvar el planeta

La tecnología digital nos ha brindado una gran oportunidad para escribir, leer y enviar documentos sin la necesidad de imprimirlos. Al viajar, al escribir y comunicarse, tome decisiones sostenibles y pregunte si es realmente esencial imprimir un documento, un boleto de tren o notas didácticas.


14. Recolección de basura separada para salvar el planeta

Es la contribución más inteligente y más importante que puede aportar al medio ambiente. Si no tiene una recolección separada en su comunidad, no se pierda: deje de lado todo lo que pueda, como vidrio, papel y plástico, y descubra dónde se encuentra el punto de recolección más cercano. Esto también es un comienzo.

15. Convence a tus amigos para salvar el planeta

Ahora, para que todas las acciones anteriores sean más útiles e importantes, comparte tu experiencia con familiares, vecinos, estudiantes y conocidos, invitándolos a hacer lo mismo.

No olvides que incluso proteger a las abejas es un acto concreto para ayudar a nuestro planeta.

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here