Saltar al contenido

Dedicatorias y frases nuevas para la ceremonia de las velas de 15 años

La ceremonia de velas es uno de los momentos más bellos en un cumpleaños de 15. No solo se prenden velas en un sentido literal, sino que se la protagonista hace bellas dedicatorias a las personas más importantes en su vida. A continuación, como en ningún otro sitio, presentamos una selección de dedicatorias para la ceremonia de las velas: cumpleaños de 15. 

Dedicatorias nuevas para ceremonia de velas de 15

1. Porque la vida se trata de estar y tú has estado en cada momento en que lo he necesitado. Porque la vida es amar sin importar las consecuencias y tú me has amado bajo esas circunstancias. Mi forma de agradecimiento por tu presencia en prácticamente toda mi vida es que subas conmigo y enciendas esta vela.

2. Hoy es mi cumpleaños, pero no quiero olvidar a las personas que han hecho quien soy. Los valores aprendidos, los momentos vividos, los obstáculos superados; todo eso y mucho más, se los debo a ciertas personas que han hecho de mi vida un camino mucho más sencillo. Ahora a ellas las invito para que puedan encender las velas conmigo.

3. Y en esta ceremonia tenemos quince velas, por mis quince años. Y seguramente muchas personas han pasado por mi vida en tanto tiempo, pero pocos han dejado la marca en mi corazón como tú. Por las enseñanzas, por los buenos momentos y por los malos superados. Porque si algunos simplemente llegan a tu vida y se van, tú te quedaste para hacerme la niña más feliz del mundo. Ahora te invito a que me acompañes y encendamos la más importante vela de todas.

4. La vida es eso que pasa mientras estás haciendo otros planes, la vida es eso que sucede mientras tus seres queridos te ayudan a crecer. Y muchas personas podrían estar en este lugar, encendiendo las velas que representan mis años de vida. Sin embargo, dentro de esa gran cantidad de individuos, tú siempre has sobresalido por todos los demás. Tu amor y tu consideración han sido totales. Y una niña como yo, transformándose en mujer, te lo quiere agradecer. Ven conmigo y encendamos la vela juntos.

5. Un día me dijiste que la vida te deja cicatrices y que esa era mi gran enseñanza. Que el dolor se transforma en aprendizaje, que lo fallado puede ser el fundamento del acierto futuro y que las lágrimas en algún momento se convierten en felicidad. No había entendido ese mensaje hasta el día de hoy. Porque en mi cumpleaños de quince si tengo que pensar en una persona que siempre ha estado y me ha acompañado eres tú. Ahora te pido que te levantes de la silla y me acompañes: juntas encenderemos la vela.

Frases para padrinos en ceremonia de velas de 15 años

6. Cuando era pequeña mis amigos y amigas me decían que los padrinos no tenían mucha importancia. Que estaban en un momento y desaparecían el resto de tus vidas. Bueno: yo debo decir, y hoy más que nunca, que los míos fueron unos padres sustitutos. Cuando los necesite estuvieron y antes de cualquier petición, también lo hicieron. Ellos son mis invitados especiales en mi cumpleaños y mi corazón me dicta que los llame para que suban aquí conmigo, encendiendo la vela ceremonial.

7. Las palabras se vuelven pequeñas cuando los sentimientos son grandes ¿Pero saben una cosa? Debemos usarlas igual. Mi madrina fue una madrina presente, alguien que antepuso para mí siempre el cariño antes que el reto, el amor antes que la inflexibilidad. A mi madrina le debo tantas cosas: enseñanzas, experiencias, buenos momentos y mucho más. Si hoy puedo decir que soy una buena chica, en gran medida se lo debo a mi madrina. Ahora ven conmigo y encendamos la vela.

8. Hoy cumplo quince años y la ceremonia de las velas me indica que debo mencionar a una persona muy importante en mi vida. Sin lugar a dudas hubo muchas, apreciadas y llenas de amor; pero quiero quedarme con mi padrino que me ha dado cariño en toda ocasión. Porque si mi padre no estaba él me acompañaba, porque si mi padre fallaba, él acertaba. No tengo más que palabras de admiración por un hombre que en todo momento me hizo sentir su hija. Te invito a que vengas conmigo y encendamos juntos esta vela.

9. Los sentimientos son complejos y ponerlos en palabras puede resultar una empresa difícil. Quiera madrina, gracias por tan gratos momentos: aún recuerdo cuando me enseñaste a atarme los cordones, a cruzar correctamente la calle o a no tener miedo a los parciales. Fue en tu presencia, en tu constante consejo, donde yo encontré tranquilidad ante una vida que nos exige desde pequeños superar obstáculos. Y a ti te debo eso y mucho más. Por eso quiero que conmigo encendamos la vela y cumplamos con la ceremonia.

10. No es fácil escoger 15 personas para cumplir con la ceremonia de las velas, pero en ese grupo que me ha hecho tan feliz durante mi vida, yo te escojo a ti, padrino. Porque no nos hemos visto en tantos momentos, pero los pocos valieron por millones. Tu dulzura y comprensión no tiene comparación; hiciste tu papel y lo sigues haciendo a la perfección. Simplemente te agradezco lo que has hecho por mí y quiero que me acompañes para encender esta vela.

Palabras para la ceremonia de velas de 15 años para amigas

11. Por cada una de las mañanas llenas de frío que pasamos juntas, nuestras primeras excursiones por el barrio, tu compañía en momentos de tristeza, los bailes improvisados en la terraza y mucho más. Porque te quiero y porque gran parte de mi te lo debo a ti. Querida amiga, tengo el honor de tenerte y ahora quiero que te levantes: vamos a encender esta vela juntas, así como hemos hecho casi todo en la vida.

12. Los momentos más felices dejan algunas cicatrices. No porque nos hayan dolido, no porque necesiten dejar alguna enseñanza, sino porque no duran. La alegría de la vida se nos escurre como agua entre los dedos. Sin embargo debemos estar felices porque ocurrió. Y contigo, querida amiga, tuve hermosos momentos muchas veces. E incluso de nuestras peleas algo lindo ha salido. No puedo imaginarme esta fiesta ni esta ceremonia si no es contigo. Ahora ven y encendamos la vela.

13. No sabía de la existencia de esta ceremonia, pero me pareció encantadora encender una vela por cada año de mi vida y con cada persona que amo con todo el corazón. Y en esa lista no podías faltar tú. Aún recuerdo cuando te conocí, aún recuerdo las primeras palabras intercambiadas y esos momentos del pasado. Y desde siempre supe algo: tú serías mi gran amiga en la vida. No tengo dudas hoy de ello, por eso quiero que me acompañes a encender esta vela.

14. Yo me siento igual: la misma chica con los mismos sueños y con los mismos amigos. Algunos me dicen que esta fiesta me transformará, pero si lo hace yo quiero que algo siga igual: tu presencia como una gran amiga. Porque eres esa amiga que se ha convertido en hermana ya que te conozco desde que éramos pequeñas. Y si hemos pasado muchos momentos juntas, este no podía ser la excepción. Ahora te pido que te levantes y que conmigo encendamos esta vela, que de algún modo significa nuestra amistad, nuestro amor.

15. Hay recuerdos que nunca voy a olvidar, personas que nunca podré olvidar. Porque con estos últimos no solo te guía la mente, la memoria; sino el corazón: el que más siente, el más infalible. Tal vez no seamos amigos hace mucho tiempo, pero debo decir que poco importa el tiempo aquí: puedes encontrar un hermano de la vida sin que medien muchos acontecimientos. Y tú eres mi amigo, una persona buena, cálida, sencilla y que me llena de paz. No hay mayor felicidad para mí que hoy estés presente. Ahora acompáñame y encendamos esta vela ¡No podría haber escogido una mejor persona para la ceremonia!

Dedicatorias para la ceremonia de velas de 15 años para padres

16. En algún momento de mi corta vida he escuchado que el amor que nos dan nuestros padres es infinito. Y siempre me ha llamado la atención esa expresión ¿Cómo medir el infinito? ¿Cómo pensar el infinito? Pero siempre lo veo en papá y en mamá: estar en cualquier momento y lugar que los necesite. Es difícil poder expresar en palabras lo mucho que han hecho por mí, además de regalarme lo más preciado de todo que es la vida. Simplemente gracias y a ambos los invito a que suban para que enciendan la vela conmigo.

17. Como cuento de hadas y estrellas mañaneras, hoy me levanto a contar mis quince hermosas primaveras. Dejo atrás mi adorada infancia que junto a los míos muy feliz pasé, para iniciarme en la adolescencia, con fe, amor y la bendición de Dios ¡Hoy ya soy mujer! Te invito mamá a que me acompañes en la ceremonia de las velas, porque un cariño como el tuyo nunca volveré a encontrar.

18. Un día como hoy vine al mundo sin amigos, sin sueños, sin nada. Pero esa nada, por tu magia, se convirtió en todo: cariño sin límites, aprendizajes variados, momentos hermosos; en fin, todo lo que me podía hacer feliz lo recibí de ti ¡Y nunca has pedido nada a cambio! Gracias papá, lo debo decir. Por eso cuando pensé en esta ceremonia, tú no podías faltar. Te amo con toda mi alma, más de lo que te puedes imaginar. Te invito a que subas conmigo y juntos encendamos esta vela.

19. Cuando era pequeña mis amigos no creían en los héroes, pero siempre les repetía lo mismo: eso les pasaba porque nunca habían conocido a mi papá. Porque de ti recibí protección, porque gracias a ti el mundo en sus inicios fue una cálida primavera y aún sigues haciendo tu labor como el mejor ¿Cómo podría agradecerte? ¿De qué manera podría encontrar las palabras correctas? Sin embargo, aquí estoy, agradeciendo tu amor y también todo lo que me das en cada ocasión. Te invito a que subas conmigo, encendamos la vela y haga de mi fiesta de quince la mejor celebración.

19. No tengo palabras de agradecimiento, mamá ¡Tú has sido mi guerrera, me has consentido y me has enseñado como nadie más! Mamá, hoy tu hija se convierte en una mujer y tus bendiciones no me podían faltar. Gracias por enseñarme los más lindos valores, ser una buena chica en primer lugar. Quiero que hoy seas parte de mi felicidad, porque todo lo que soy y espero alguna vez ser te lo debo francamente a ti. Te amo ¡Ven conmigo y encendamos la vela!

20. Hay quince velas en esta ceremonia y no podía pensar en otra persona que en mi mamá ¡Tal vez de todas las velas, la más importante es esta! Has dicho bellas palabras de mí, por lo que ahora voy a corresponder: has sido única, una obra de arte irrepetible y de un valor insuperable. Porque contigo he aprendido una cosa: el corazón de una madre es el mismo infinito. Te amo más de lo que puedo decir.

Frases nuevas para hermanos en ceremonia de las velas de 15

21. Eres mi hermana y no podías faltar tú, en la ceremonia de velas. Gracias por acompañarme desde pequeñas, enseñándome todo lo necesario cuando papá y mamá no podían. Te amo con todo el corazón y espero que me des el honor en acompañarme en el encendido de la vela, una representación del gran amor que tengo por ti.

22. Quiero agradecer la presencia de todos, pero quiero especialmente hablar de la presencia de mi hermano. Sé que hemos peleado en el pasado, pero nada que tenga importancia: sé que tú me amas y yo te amo con todo el corazón. No podía faltar tu presencia en esta ceremonia. Gracias por tanto y ven a encender la vela conmigo.

23. De todas las personas que están aquí mis hermanos merecen una mención especial. Ellos me conocen desde que existo, así que no hay mejores para hablar de mi corazón que ustedes. Aún recuerdo nuestros juegos en la casa y cómo me costó que se vayan, porque ya eran mayores. Quiero que estén aquí arriba, conmigo, encendiendo la vela.

24. ¿Qué es la hermandad? Es sangre compartida, pero también una comunión que se basa en el amor. Tengo todo eso con mi hermana: complicidad, cariño, buenos momentos compartidos, protección y mucho más. No sé qué haría de mi vida sin ti, por eso cuando pensé en esta ceremonia la primera persona en mi cabeza fuiste tú. Ven aquí y encendamos la vela.

25. Por cuidarme y defenderme siempre, por enseñarme matemáticas, porque siempre que te necesite vas a venir corriendo y me vas a ayudar en todo. Hermano mío, ven conmigo, encendamos esta vela porque tú significas mucho para mí.

Mensajes y dedicatorias para abuelos en ceremonia de velas de 15 años

26. Cuando vine al mundo ustedes lo hicieron más sencillo, porque si quería amor simplemente recibía el doble, porque si necesitaba comprensión, simplemente la obtenía de ustedes. Porque mis padres son excepcionales, pero gracias a mis abuelos la vida fue mucho más hermosa. Abuela y abuelo, vengan conmigo, porque merecen esta vela más que ninguna otra persona en el mundo.

27. Un abuelo es alguien con plata en el cabello y oro en el corazón. Eso dicen y con mi abuela lo he comprobado. Todas las tardes me has esperado con una buena taza de chocolate y muchas anécdotas que relatar. Para mí eso es todo. Sube y encendamos la vela.

28. Mi padre no ha estado tan presente en la vida ¿Pero saben una cosa? Poco ha importado, porque el mío fue mi abuelo. No conozco un hombre más honesto, trabajador y lleno de valores. Espero que sea la mitad, por lo menos, de persona que has sido tú. Entre lágrimas de emoción y un profundo amor, quiero que enciendas la vela, querido abuelo. 

29. Mis abuelos estuvieron siempre presentes y con mucho amor me han hecho felices en toda ocasión. Pero aquí antes que nada quiero agradecer los hermosos momentos del pasado, que se convertirán con el tiempo en los más maravillosos recuerdos. Abuelos, vengan y encendamos la vela.

30. Por haberme regalado una niñez bonita, rodeada de caricias y felicidad, por consentir aquellos caprichos que mamá y papá no me querían dar, por esas comidas caseras y exquisitas y porque son un ejemplo de vida. Sí, queridos abuelos, hablo de ustedes. Si he recibido amor en esta vida mucho proviene de mi abuelo y mi abuela. Los invito a levantarse y encender la vela con su nieta.

5/5 - (1 voto)