Saltar al contenido

Dioses de la mitología Griega

Los dioses olímpicos eran los dioses más importantes del panteón Griego. La mitología griega no era una religión pero sus dioses han sido difundidos de manera oral y de relatos épicos que daban a conocer a través de la prosa.

Los Dioses de la mitología griega eran muchísimos y los principales influenciaron a otras culturas como la romana.

Dioses mitológicos griegos

Los seres mitológicos griegos son prácticamente incontables, de ahí que a continuación solo se haga alusión a los que figuran en esa región supraceleste llamada Olimpo y algunos más conectados con dicha realidad. Aquí encontramos una suerte de familia divina, con dioses de distinto tipo de adoración, quienes triunfaron frente a otros del pasado y reinan. Todas estas deidades están relacionadas a elementos o a sentimientos.

Zeus

En la mitología griega Zeus es el dios del trueno y del rayo, una suerte de Padre o Patriarca de los olímpicos porque a priori tiene cierta supremacía sobre ellos. Lo curioso es que este dios no es eterno, porque nació en tiempos mitológicos en la isla de Creta, siendo ocultado por su madre Rea para evitar las fechorías de su padre Cronos (lo quería engullir). Lo escondió y crió hasta llegar a ser el Soberano del Olimpo.

Hera

Hera es la esposa y hermana de Zeus en el panteón olímpico griego. Era una protectora de mujeres y también tenía cierto vínculo con la fertilidad, pero esencialmente era una garante del matrimonio y los nacimientos. Asimismo, en los relatos mitológicos siempre se mostró muy celosa y vengativa ante las aventuras amorosas de su esposo.

Poseidón

Poseidón era el dios de los mares y también un agitador de la tierra en cuanto terremotos (lo cual no se aleja del elemento acuático, porque antes se pensaba que la tierra poseía un gran océano interno). Fue devorado al nacer por su padre Cronos y salvado por su hermano, Zeus. Junto con este y Hades el universo entero fue dividido en tres dominios, de los cuales cada uno tendría su poder en ellos. Fue una divinidad vinculada a la histórica Troya.

Ares

Ares era el hijo de Hera y Zeus, una divinidad que representaba la guerra y la fuerza bruta. Sin embargo, si nos sabemos en los Himnos Homéricos también poseía otros rasgos: valentía, virilidad, protector de ejércitos, caudillo de rebeldes y hombres justos.

Si bien existen muchos relatos, se dice que nació cuando su madre Hera tocó una flor que le ofreció la ninfa Cloris. Fue vencido en los enfrentamientos con su hermana, Atenea y hasta supo mantener batallas con el semidiós, Hércules.

Hermes

Hermes es una divinidad variopinta, ya que se lo conoce como el mensajero (de ahí deriva la palabra hermenéutica), pero también como protector de fronteras y guardián de mentirosos y ladrones, posiblemente por su elocuencia. Era hijo de Zeus y la pléyade Maya, una de las siete hijas del titán Atlas.

Si bien se lo asocia al Olimpo, su origen o nacimiento suele estar vinculado a una cueva en la región de Arcadia. Este muchacho divino de pies rápidos también llevaba almas al inframundo (que literalmente eran imágenes de cuerpos que alguna vez tuvieron vida en la mitología homérica).

Hefesto

Hefesto es el dios del fuego y también de la forja, de ahí que fuera considerado protector de todo artesano o trabajador de la metalurgia. Era hijo de Hera y Zeus (algunos dicen solo de la primera), pero tenía el rasgo curioso de ser feo, por lo cual su madre lo arrojó del Olimpo y la caída le ocasionó una perpetua cojera.

Afrodita

En la mitología griega Afrodita es la diosa de la belleza, la lujuria, la pasión y todo lo relacionado al sexo y la reproducción. Si bien estaba asociada a Hefesto (este la había pedido), tuvo muchos amantes y su preferido era Ares. Estaba asociada al mar y las criaturas que derivaran de este, teniendo en cuenta que por lo menos una de sus personificaciones, Afrodita Urania, la hacía derivar de la espuma espermática de Urano.

Atenea

En la mitología griega Atenea era la diosa de la guerra, la civilización, la sabiduría, la estrategia en el combate, las ciencias, la justicia y la habilidad. Nació simplemente de su padre Zeus, ya que surgió de su cabeza ya completamente armada.

Atenea era una deidad sumamente respetada en la antigua Grecia en tanto representación de la justicia, al contrario de la violencia de su hermano Ares. Jamás tuvo amantes y fue la eterna virgen.

Apolo

Apolo era una deidad muy importante del panteón griego, motivo por el cual se le dedicó gran cantidad de templos. Era hijo de Zeus y Leto, además de gemelo de Artemisa. Era hasta temido por sus pares, solo pudiéndolo contener su padre.

Representaba las artes, el arco y la flecha; la luz de la verdad y el sol; la muerte súbita, las plagas, las enfermedades; pero también la curación y la protección frente a fuerzas malignas. También se lo asociaba a la belleza, la perfección, la armonía y la razón.

Artemisa

Artemisa fue una de las deidades más veneradas y antiguas del panteón griego. Era una diosa helena de la caza, los animales salvajes, el terreno virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas, que traía y aliviaba las enfermedades de las mujeres. Era hija de Zeus y Leto, además de hermana gemela de Apolo.

Hestia

En la mitología griega Hestia es la diosa del hogar y la lumbre, sumamente pacífica. Fue hija primogénita de Cronos y Rea, la primera en ser devorada por su padre. Poseidón y Apolo intentaron pedirle matrimonio, pero ella, como tantas otras diosas, hizo un voto de castidad absoluto. Tiene el don de la pureza y es una especie de guía espiritual.

Deméter

Deméter es la diosa griega de la agricultura, protectora de los campos y las cosechas, ciclo vivificador de la vida y de la muerte. Era hija de Cronos y Rea, representante de la primera generación olímpica. Junto a su hija Perséfone eran protagonistas de los misterios Eleusinos.

Dioniso

Dioniso era considerado el dios de la fertilidad y del vino. Era un inspirador de la locura ritual y del éxtasis, un personaje importante en la mitología, por más que siempre se lo mostrara como un extranjero. Suele ser entendido como hijo de Zeus y Semele o Perséfone.

Hades

En la mitología griega Hades es descrito como la divinidad el inframundo y los muertos. Era el mayor de los hijos de Cronos y Rea, uno de los poseedores de una región del cosmos luego de la gran repartición con sus hermanos Zeus y Poseidón, tras vencer a los titanes.

Si bien está asociado a un tema sumamente delicado como la muerte y un sitio lo bastante terrorífico (para la mentalidad actual y de siglos anteriores) su papel es bastante neutro. De hecho, técnicamente no es un olímpico, porque no es su lugar de habitación o morada.