Saltar al contenido

Santa Rosa de Lima Patrona del Nuevo Mundo: Frases e imágenes nuevas

En esta oportunidad les traemos un nuevo artículo con hermosas frases, oraciones e imágenes reflexivas sobre Santa Rosa de Lima, Patrona del Nuevo Mundo. Ella fue la primera persona nacida en las Américas que fue canonizada por la Iglesia Católica Romana y se hizo conocida por su ascetismo a lo largo de su vida.

Frases de Santa Rosa de Lima

1. El amor es duro, pero es nuestra esencia. Eso es lo que nos eleva por encima del resto de las otras criaturas.

2. Amemos a Dios; a Dios amemos. Amor es Dios, Dios es amor.

3. Aparte de la cruz, no hay otra escalera por la que podamos llegar al cielo.

4. ¡Cómo te amaré mi Dios, cómo te amaré Señor! Siendo yo tu criatura y Tú, Creador.

5. Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos dejar de ayudar a nuestros vecinos porque en ellos servimos a Jesús.

6. El don de la gracia aumenta a medida que la lucha aumenta.

7. No quiero esposo mío más riquezas, que adorarte, ni otro deseo que servirte. Pero cómo lo haré sin tu amparo?

8. Cuando el amor de Dios nos toca se siente la alternancia de un gran padecer y grandes consuelos.

9. Oh Santo Rosario que contienes todos los méritos de la oración vocal y toda la virtud de la oración mental.

10. Conozcan todos que la gracia sigue a la tribulación. Sepan que sin el peso de las aflicciones no se llega al colmo de la gracia.

11. Llagado corazón con el fuego del amor de Dios, en cuya fragua se labra. Sólo sana quien ya labró con amor.

12. Que no se adquiere gracia sin padecer aflicciones; hay necesidad de trabajos y más trabajos, para conseguir la participación íntima de la divina naturaleza, la gloria de los hijos de Dios y la perfecta hermosura del alma.

13. Se derraman más lágrimas por las oraciones contestadas, que por las no contestadas.

14. Ya no podía el alma detenerse en la cárcel del cuerpo, sino que se debía romper la prisión y, libre y sola, con más agilidad, debía ir por el mundo, proclamando el amor de Dios.

15. Dios enciende nuestro corazón y lo llena de suave amor y lo hace morada de Él,

Imágenes con reflexiones Santa Rosa de Lima

Imagen con frase reflexiva de Santa Rosa de Lima

Imagen con reflexión sobre Santa Rosa de Lima para descargar

Imagen de Santa Rosa de Lima para descargar y compartir

Imagen con frase de Santa Rosa de Lima y hermosa cruz de fondo

Imagen con Jesús crucificado y frase de Santa Rosa de Lima

Imagen con mensaje de Santa Rosa de Lima para reflexionar

Imagen de Santa Rosa de Lima, patrona del Perú, America y Filipinas

Imagen con hermosa reflexión de Santa Rosa de Lima para compartir en las redes sociales

Imagen para festejar el Día de Santa Rosa de Lima y compartir en las redes sociales

Imagen de Santa Rosa de Lima para publicar en Facebook

Imagen de Santa Rosa de Lima para reflexionar y compartir

Imagen con frase de Santa Rosa de Lima sobre el amor

Imagen de la Patrona de América, Perú y Filipinas, Santa Rosa de Lima

Oraciones a Santa Rosa de Lima Patrona del Nuevo Mundo

Señor, Dios nuestro, Tú has querido que Santa Rosa se consagre totalmente a ti, por su amor virginal, y por su penitencia de amor. Haz que guiados por el ejemplo de su caridad, seamos fecundos en el servicio de amor al prójimo, como buenos testigos del amor de Cristo. Guiados por el ejemplo de Santa Rosa, fortalece Padre, nuestro amor a ti y a nuestros hermanos, junto a quienes queremos alabarte y bendecirte, por los siglos de los siglos.

Amén.

Santa Rosa, “Rosa y Reina del Perú”, encendida en el amor a Dios y a la fe, te apartaste del mundo y te entregaste a Cristo en medio de admirables penitencias. Quisiste ser apóstol y llevar a todos los hombres hacia Jesús. Para ello renunciaste a tu hermosura y a tus atractivos humanos, mortificando tu cuerpo… Alcánzanos el camino de la verdadera vida para que lleguemos a gozar un día de los bienes eternos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

Gloriosa Santa Rosa de Lima, tú que supiste lo que es amar a Jesús con un corazón tan fino y generoso enséñanos tus grandes virtudes para que, siguiendo tu ejemplo, podamos gozar de tu protección en la tierra y de tu compañía en el cielo.

Amén.

¡Oh Rosa hermosísima! Que prevenida con el celestial rocío de la gracia, floreciste entre nosotros en sublimes ejemplos de virginidad y paciencia, obtenednos el que corriendo en pos del suave perfume de vuestras virtudes seamos agradables a Jesucristo tu esposo divino.

Amén.

Oh Dios Omnipotente, dador de todo bien, que hiciste florecer en América por la gloria de la virginidad y paciencia a la bienaventurada Rosa, prevenida con el rocío de tu gracia; haz que nosotros, atraídos por el olor de su suavidad, merezcamos ser buen olor de Cristo.

Amén.

Oh esclarecida Virgen, Rosa celestial, que con el buen olor de vuestras virtudes habéis llenado de fragancia a toda la Iglesia de Dios y merecido en la gloria una corona inmarcesible; a vuestra protección acudimos para que nos alcances de vuestro celestial Esposo un corazón desprendido de las vanidades del mundo y lleno de amor divino.

¡Oh flor la más hermosa y delicada que ha producido la tierra americana!, portento de la gracia y modelo de las almas que desean seguir de cerca las huellas del Divino Maestro, obtened para nosotros las bendiciones del Señor. Proteged a la Iglesia, sostened a las almas buenas y apartad del pueblo cristiano las tinieblas de los errores para que brille siempre majestuosa la luz de la Fe y para que Jesús, vida nuestra, reine en las inteligencias de todos los hombres y nos admita algún día en su eterna y dichosa mansión.

Amén.

Quién fue Santa Rosa de lima?

Santa Rosa de Lima es la patrona de Lima, Perú, América y Filipinas. Rosa de niña estaba poseída por la veneración de la religión, y ya luego de joven adulta vivía en absoluta adoración a Dios. Ella llenaba su día con oración, trabajo duro, auto-tortura y asistía a los enfermos y pobres de su comunidad. Años de auto-martirio terminaron con su muerte con solo 31 años. Finalmente se convirtió en la primera Santa del Nuevo Mundo.

Santa Rosa de Lima nació el 20 de abril de 1586 en el hospital Espíritu Santo en Lima de Gaspar Flores, un español, y María de Oliva de ascendencia india. Aunque fue bautizada Isabel en la parroquia de San Sebastián en Lima, desde pequeña la llamaron Rosa por su mirada encantadora y sus mejillas sonrosadas. La familia de 13 niños era extremadamente pobre.

Rosa pasó la mayor parte de su infancia en un pequeño pueblo minero llamado Quives, un lugar indigente ubicado a unos 70 km (45 millas) al noreste de Lima, donde su padre Gaspar trabajaba como administrador de la mina. Ya de niña, Rosa estaba poseída por la veneración de todos los aspectos de la religión y pasaba horas mirando una imagen de la Virgen con su Niño. En 1598 Rosa recibió el Sacramento de la Confirmación de manos del arzobispo de Lima, Toribio de Mongrovejo.

Habiéndose convertido en una joven extremadamente atractiva, sus padres esperaban que Rosa se casara y luego pudiera mantener a su familia en apuros. Pero Rosa se negó a casarse y en cambio vivió una vida religiosa siguiendo el ejemplo de Santa Catalina de Siena. Se dedicó a una vida de auto-mortificación y soledad. A pesar de las objeciones de su familia, Rosa practicó formas extremas de observancia religiosa.

Después de que su familia regresó a Lima, Rosa practicaba el ayuno y el vegetarianismo. Como le disgustaba su apariencia y la atención que le atraía tanto, Rosa mortificó su carne con un trabajo extremadamente duro y se cortó el pelo bien corto. Incluso se mutiló la piel de la cara y el cuerpo con lejía, lima y pimienta y lució una corona de espinas. Con este extremo auto-tormento y auto-crueldad, ella quería enfocar la atención lejos de su belleza hacia Dios.

En 1605 Rosa solicitó ingresar al monasterio de Santa Clara, pero era demasiado pobre para pagar la dote requerida. Entonces, ella continuó viviendo en absoluta devoción a Dios por su cuenta y se mudó de la casa de su familia a un pequeño cobertizo que ella misma construyó en su propiedad. Rosa llenó sus días de oración, trabajo arduo, auto-tortura y apoyo y cuidado de los niños sin hogar, los enfermos y los pobres de su comunidad. Ofrecía flores cultivadas en su jardín en el mercado local y vendía bordados finos que hacía a mano por la noche, para mantener a su familia y financiar sus obras de caridad.

A la edad de 20 años llamó la atención de la Orden Dominicana y pudo ingresar a la Tercera Orden sin pagar. A partir de entonces, redobló la severidad y variedad de sus penitencias. Rosa continuó con sus prácticas religiosas extremas y dejó de comer alimentos normales. Sobrevivió a base de pan y agua, solo a veces agregando hierbas frescas cultivadas en su propio jardín y jugos hechos de plantas naturales. Rosa ahora llevaba constantemente una corona de púas de metal oculta con rosas y una cadena de hierro alrededor de su cintura.

Más de 14 años de la prueba y el castigo autoimpuestos de Rosa pasaron factura, y finalmente murió el 24 de agosto de 1617, a la edad de solo 31 años. Su funeral no pudo llevarse a cabo durante dos días, ya que la gente hizo cola para presentar sus últimos respetos.

Ya entonces Rosa fue adorada tanto que hasta el virrey, el arzobispo, representantes de todas las fraternidades religiosas y muchas autoridades públicas de Lima asistieron a su funeral. Primero fue enterrada en el cementerio del convento de los dominicos. Posteriormente los restos de Santa Rosa fueron trasladados y enterrados en una capilla de la Iglesia de Santo Domingo junto a sus amigos San Martín de Porres y Alonso Abad.

En 1667 el Papa Clemente IX beatificó a Santa Rosa; 4 años después, la canonizó como la primera santa del Nuevo Mundo y la designó el 30 de agosto. Aún hoy, este día es un día festivo en Perú (y muchos otros países de América Latina) en honor a la patrona devota y desinteresada.

Las celebraciones en honor a Santa Rosa son más entusiastas en Lima, donde se lleva a cabo una gran procesión desde la Iglesia y Convento de Santo Domingo hasta la Catedral de Lima en la Plaza de Armas. Muchos seguidores también visitan la Iglesia y Santuario de Santa Rosa de Lima especialmente en este día. En honor a la patrona, la imagen de Santa Rosa de Lima también se puede encontrar en el billete de 200 soles peruano.