Virgen de Guadalupe: Imágenes, dibujos y apariciones

Virgen de Guadalupe: Imágenes, dibujos y apariciones
Vota este artículo

La Virgen de Guadalupe es una de las tantas apariciones marianas, ocurrida en el norte de la Ciudad de México, en las faldas del famoso cerro Tepeyac. A continuación, en consonancia, te presentamos imágenes, dibujos e información de la Virgen de Guadalupe.

Imágenes de la Virgen de Guadalupe

La Virgen de Guadalupe es sumamente importante como figura cristiana no solo en México, sino también en gran parte de América, sobre todo la de habla hispana. Aquí te dejamos hermosas imágenes de la Virgen de Guadalupe.

Virgen de Guadalupe dibujo para colorear

Te presentamos dibujos para colorear de la Virgen de Guadalupe.

Virgen de Guadalupe animada

Para darle un tinte distinto a un tópico tan importante, emplazamos para ti imágenes animadas y tiernas de la Virgen de Guadalupe. Ideales para compartir y descargar.

 

Distroller de la Virgen de Guadalupe para descargar

Dejamos algunos distroller de la Virgen de Guadalupe, un ícono religioso para descargar y compartir.

Virgen de Guadalupe: Apariciones

A la conquista política y cultural del Nuevo Mundo le siguió una conquista espiritual. Juan Diego, protagonista de las apariciones de la Virgen de Guadalupe, era un autóctono cristianizado. A principio de 1531 llevaba mucha prisa desde donde vivía rumbo a Ciudad de México, ya que debía recibir sus clases de catolicismo y participar en la misa. Cuando pasaba por el cerro Tepeyec escuchó una voz, se subió al mismo y logró vislumbrar a una mujer bellísima, envuelta de vestiduras sumamente luminosas. Ésta, con palabras amables, le dijo que era la Virgen María y la verdadera Madre de Dios. Asimismo, ella anunció que quería un templo ahí mismo, para predicar todo su amor.

 

De regreso se topó nuevamente con la Virgen María, por lo tanto Juan Diego intentó hablar con el obispo y el prelado le pidió que diera alguna señal la mujer, una muestra de su poder como Virgen María. Juan lo habló con la Virgen María, quien le dijo que fuera al mismo sitio, ya que en ese lugar le haría vislumbrar la veracidad de su divinidad.

Lamentablemente Juan Diego no pudo encontrarse con la magnánima virgen en el sitio indicado, ya que su tío estaba enfermo. De camino, sin embargo, se la cruzó y ella, clarividente, le preguntó por qué iba con tanta prisa. Ante la contestación del indio, la Virgen María le dijo que no se preocupara, que su familiar ya no corría peligro y que no iba a morir aún.

De todos modos, el indio le pidió la señal de su divinidad, a lo que ella respondió que subiera a la cumbre del cerro. Allí encontró rosas de castilla frescas, las cuales puso en su tilma y se las llevó de inmediato al obispo. Cuando Juan Diego abrió la manta todas las rosas cayeron dejando ver el rostro de la que hoy se conoce como la Virgen de Guadalupe. Fueron un total de cuatro apariciones.

Oración a la Virgen de Guadalupe

Oración a la Virgen de Guadalupe para la prosperidad

¡Oh, santa Virgen Inmaculada! Escucha la oración que te dirijo con mucha fe y esperanza. Lléname de paz, esperanza, justicia y prosperidad y no permitas que mis enemigos obstaculicen mi camino. Dame fuerza para resistir los tormentos de la vida y guía mi corazón por el sendero de la luz.

Oración a la Virgen de Guadalupe para la protección

¡Virgen Santísima de Guadalupe! Santa Madre de Dios, señora y guía de todos nosotros. Por tu bendita imagen hoy elevo mis súplicas en tu nombre, para que dirijas tu mirada a este fiel servidor; no me desampares en los momentos oscuros y sé mi luz espiritual en cada empresa de mi vida. Cuídame con bondad y procura mi bienestar y el de mi familia. Amén.

Oración a la Virgen de Guadalupe para la paz interior

¡Santa María de Guadalupe!, mística rosa de hispanoamérica, protectora de los fieles a tu nombre y guía de los feligreses cristianos. Hoy intercedo en tu nombre, rogando misericordia y paz a mi alma. Haz que mis sueños se concedan y sé mi luz en el sendero de la vida. Amén.

Oración a la Virgen de Guadalupe para el amor

Madre amada, protectora de los cristianos y de los creyentes; fiel servidora del Señor, santísima Virgen de Guadalupe, hoy medio en tu favor  para que ilumines mi vida en el gozo del amor familiar y conyugal. Haz que mi corazón y el de los míos siempre estén iluminados por tu caridad de modo que este sentimiento nunca esté ausente en nuestras almas. Llénanos de piedad y compasión ante los demás y no permitas que la soledad o el odio se instauren en mi ser. Por ti grandísima figura, amén.

Oración simple a la Virgen de Guadalupe

Oh, purísima Virgen de Guadalupe alcánzame con tu divino Hijo y dame el perdón de mis pecados, bendición para mi trabajo, remedio a mis enfermedades, y necesidades, y todo lo que tú creas conveniente para mí y para mí familia. Oh, Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes líbranos de todos los peligros. Oh Virgen llena de gloria y bendición, por Cristo, nuestro Señor, Amén.

Oración para solicitar amparo a la Virgen de Guadalupe

¡Oh Virgen inmaculada, Madre del verdadero Dios, y madre de la Iglesia! Tú, que desde este lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial confianza te dirigimos y preséntala ante tu hijo Jesús, único redentor nuestro.

Madre de Misericordia, Madre del sacrificio escondido y silencioso, a ti que sales al encuentro por nosotros los pecadores, te consagramos en este día todo nuestro ser y todo nuestro amor. Te consagramos también nuestra vida, nuestro trabajo, nuestra alegría, nuestra enfermedad y dolores.

De la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos, ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos a tu cuidado, Señora y Madre nuestra. Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino de la plena felicidad a Jesucristo en su Iglesia; no nos sueltes de tu mano amorosa.

Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te pedimos por todos los obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las almas. Contempla esta inmensa mies, e intercede para que el Señor de hambre de santidad a todo el pueblo de Dios y otorgue abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuerte en la fe y celosos dispensadores de los misterios de Dios, Amén.

Santa María de Guadalupe, mística rosa, intercede por la Iglesia, , protege al soberano Pontífice,  y oye a todos los que te invocan en sus necesidades. Así como pudiste aparecer en el Tepeyac y decirnos: Yo soy la Virgen María, Madre del verdadero Dios, alcánzanos de tu divino hijo la conservación de la fe. Tú eres nuestra dulce esperanza en las amarguras de esta vida. Danos un amor ardiente y la gracia de la perseverancia final. Amén.

Otra oración de la Virgen de Guadalupe para pedir protección

Estrella de México, aurora de Tepeyac, emperatriz de las Américas, Madre de la humanidad herida. A ti nos acercamos hoy, con la ilusión que movía a San Juan Diego a acercarse a ese bendito monte a encontrarse contigo. Míranos Madre, a veces desorientados, y dubitativos en la fe, y agárranos de tu mano y protégenos con tu manto a cada uno. “No se turbe tu corazón, ¿No estoy yo aquí, que soy tu madre? Y así, confiados en la Señora de Guadalupe, caminemos con firmeza y esperanza al encuentro con su hijo en la morada del cielo. Amén, nuestra Señora de Guadalupe, ruega por nosotros.